La NASA recurre a los LED para el cultivo en las naves espaciales

Para cultivar verduras frescas en el espacio, la NASA ha recurrido a la iluminación LED. Esta, puede proporcionar energía concentrada en las diversas longitudes de onda del espectro que contribuyen al crecimiento de las plantas.

Si bien la iluminación artificial se ha utilizado para el cultivo de plantas en la Tierra durante algún tiempo, el cultivo de plantas en el espacio es mucho más difícil. En el espacio, la iluminación artificial y los ventiladores deben estar instalados a la perfección para reproducir la luz del sol y el viento.

Las ventajas de los LED son múltiples: producen muy poco calor, lo cual permite ubicarlos cerca de las plantas de verduras en un espacio pequeño, y su fiabilidad y durabilidad son cruciales para los viajes espaciales. Son ideales para misiones espaciales largas.

El rol de las diferentes longitudes de onda del LED

Los LED de longitudes de onda específicas ofrecen sus propios beneficios:

  • Roja (630 a 660 nanómetros (nm)): Esencial para el crecimiento de los tallos, así como para el crecimiento de las hojas. Esta longitud de onda también regula la floración, los períodos de reposo y la germinación de las semillas.
  • Azul (400 a 520 nm): Esta debe mezclarse cuidadosamente con la luz en otros espectros, ya que la sobreexposición a la luz en esta longitud de onda puede impedir el crecimiento de ciertas especies de plantas. La luz en el rango azul también afecta el contenido de clorofila presente en la planta, así como el espesor de la hoja.
  • Verde (500 a 600 nm): Alguna vez se creyó que esta no era necesaria para las plantas, pero los estudios recientes demuestran que esta longitud de onda penetra a través de las copas gruesas de la parte superior para sostener las hojas debajo.
  • Roja lejana (720 a 740 nm): Esta también pasa a través de las copas densas superiores para sostener el crecimiento de las plantas debajo. Además, la exposición a la luz infrarroja reduce el tiempo que una planta necesita para florecer. Otro beneficio de la luz roja lejana es que las plantas expuestas a esta longitud de onda tienden a producir hojas más grandes que las que no están expuestas a la luz en este espectro.

Los científicos de la NASA también descubrieron que incluir luz LED blanca dentro de las matrices de LED sirve para garantizar que las plantas cultivadas en interiores reciban toda la radiación fotosintéticamente activa que necesitan para optimizar su estado, crecimiento y rendimiento en el espacio.

Más información aquí.